domingo, 13 de enero de 2013

Wito ya es mayor



Buscaba espacios, espacios de tiempo y espacios de calma. Comenzó a entregarse pues a la tarea de achique, atendiendo a no caer en despiste que produce su responsable quehacer. Mañana de abrigo y guante bajo sol helado de cierzos, caminaba serio el semblante y la sonrisa en poro. Se acomodó a desmembrar sus sueños y acomodaba el alma a propiciar el nuevo. No le llegó en modo alguno vocación adolescente mas ahora sí el sabor de llegar tras lo vivido, que no fue poco sino tanto.

Dedicó el día al esquema, al adelanto y la purga, a bien retar al ácaro y a la tecla. Se alimentó acompañado entre puyitas almidonadas, dado suelta la rienda a la carcajada bien hallada. Y horas después, en breve orden y en concierto plegó el quehacer para atender a evento de quien exponía la ilusión sensible captada por sus ojos. Wito inspira, respira, expira, templa y sonríe, Wito no tiembla ni teme, siembra y espera, atiende al semillero y saluda al sol por el sutil brioso paso que abre entre nubes sin desprecio a la grieta ínfima con el que llenar su espacio llamado luz. Wito ya es mayor, mas crece. 


Luis Cardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario