lunes, 22 de octubre de 2012

La vaca de Gulubú



Ayer domingo hubo elecciones a parlamentos regionales, ya perdón, es anacrónico, ahora las regiones se llaman… bueno ya hago bastante con actualizarme en tecnologías de la información, que los de mi generación vamos como un blanco entre keniatas en un “diezmil”. A mí me enseñaron que vivíamos en un país llamado España en el que Murcia y Albacete maritaban juntas y una Castilla era Vieja, tenía playas y no festeaba con León y había otra Nueva y La Rioja no existía… y sí, es posible que estuviera todo el mapa mal dibujado pero estudiábamos geografía, que al menda que suscribe le pirraba más que una chuche.

Bien, luego advinimos en democracia y nos hicimos monárquicos, o es que ya lo éramos y disimulábamos, y con gran consenso de las partes, que primero fueron muchas y a la primera purga bastantes dejaron de pillar plano y se quedaron out de la foto, sería de mucho moverse o quizás de hacerlo poco, nos otorgamos una “biblia” llamada constitución, que como libro sagrado resultaba inviolable y solo interpretable por un cónclave de sabios magistrados de intachable imparcialidad por así estar concebido su genoma.

Y a raíz de ese flacucho compendio, a dónde quedó Petete, de deberes y derechos o algún torcido renglón, se nos dio a bien iluminar el correcto establecimiento de las rayitas del mapa, no sé si hubieron llantos de alguna separación, si es así no me llegaron. Pues aunque curioso era servidor no dejaba de adolecer y entre algo de acné y hormona atendería a otros quehaceres, mas no por desmerecer que la política estuviera muy de “mode” pero es que a uno las piernas le apuntaban a “Depeche”.

Desde entonces y hasta ahora simulemos que a través de rusa y tunelada montaña hubiésemos viajado y al salir de la atracción como si fuéramos títere de un “Kubrick” hacia una orgía de sensaciones oníricas, el opaco antifaz perdiéramos y ya con ojuelo abierto presenciáramos con babas el panorama presente.

Aquí sí que Fendetestas se hubiera quedado a gusto “pero si ganan los mismos que ya ganaban entonces”, de Garaicoecheas a Urkullus, ya no es Herri que ahora es Bildu, van de Pujoles a Arturos, y con tradición galaica le hicieron lifting a Fraga, y que bien el logopeda que le aseó los discursos. Si están aún aquí los que no quieren estar y también siguen estando en las poltronas de España los que quieren que perdure a modo de todo a una como si Fuenteovejuna… y que curioso resulta que sea en el todo o la parte donde se vote aún con “casta” y gobierne el oligarca. Qué bien deben haber hecho de nos homínidos de pro, lástima que me pilló en túnel esta dulce transición.

Y en estas va y por casual, de criar a tierna infante, que, palabrita “niñojesús”, sin hacer relación miajita de pensamiento y oído, un in crescendo apodera en notas de caramelo mi devaneo en el tiempo…

“la vaca de Gulubú no podía decir ni mu, el brujito la embrujó y la vaca se enmudeció”…

Los chicos eran muy bu, burros todos en Gulubú. Se olvidaban la lección o sufrían de sarampión”.

Y esperamos aquí al doctor, mas no vemos cuatrimotor.


 

 
Luis Cardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario