viernes, 5 de octubre de 2012

La lógica natural



Busco en la R.A.E., gran herramienta, lo que se pierde la “generación Wiki Wiki”, la definición de “lógica” y encuentro la siguiente descripción de la “lógica natural”: 1. f. Disposición natural para discurrir con acierto sin el auxilio de la ciencia”.

Bien, estupendo, justo lo que buscaba, discurrir con acierto y no tener que demostrarlo empíricamente, lo que en tertulia cafetera se podría expresar como “¡vamos que es de cajón!”.

El caso es que uno de mis ángeles terrenales de la guarda, no, no se me está yendo la pinza, todos tenemos a alguien que cuida de nuestro todo o de alguna de sus partes, me apunta una referencia del blog de un amigo al que secuestrado por mi innata curiosidad acudo.

Para que os hagáis una idea, alguien os recomienda una pastelería y entráis en ella, miráis los pasteles y pensáis que son del tipo que os gusta, se activa el complejo sistema de comunicación entre neurona y papila y ya os sentís babear como un niño de teta, elegís uno y os lo lleváis a la boca. Uf, que barbaridad, justo el sabor deseado, que rico, que bueno, por favor, ¿cómo no sabía yo que esta pastelería estaba aquí? y claro, ya se te activa el mecanismo de fidelización y te la quedas como tu “muymejorpastelería”, ¡te adoro Forrest!. Uy, perdón, esto igual solo lo entiendo yo.

He te aquí que me he comido ese pastel en forma de experto en bolsa explicando a cualquiera que en su día pasaran a boli en la escuela el sinsentido que rodea al devenir de la gestión de la crisis nuestra de cada día. Y aunque el ahora ya amigo es un más que notable y reconocido profesional de la economía sus comentarios en forma de entrevista grabada colgada de su blog (ya se, colgada queda vulgar desde que a las piscinas se les llama laminas de agua, linkeada) son una batería de evidencias que cualquiera de nosotros podríamos discurrir sin ayuda de la ciencia.

Pues hablando de baterías y de lógica natural, allí vamos baqueteando:

-         Tu medico la caga y te extirpa un riñón sano ¿sigue siendo tu médico?
-         Tu kiosquero nunca te reserva tus suscripciones ¿sigue siendo tu kiosquero?
-         Tu peluquero te cose a trasquilones y te secciona media oreja ¿hace falta la pregunta?
-         En tu restaurante favorito te intoxicas ocho veces.
-         Tu abogado pierde todos tus pleitos.
-         Tu dentista te hace perder ocho muelas ¿tenemos tantas?
-         Tu veterinario sacrifica a tu perro al confundirlo con el de tu cuñado.
 
Basta, basta, basta, no hace falta más redobles para entender la lógica natural y poder formular esta pregunta:

¿Quién gestiona actualmente a nivel mundial los mecanismos para superar nuestra crisis? ¿Qué personas? ¿Qué entidades? ¿Qué organismos? ¿Qué nos pasa?

¿Estamos chalaos?

Luis Cardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario